EL DESPERTAR DE LOS SENTIDOS



Meditación El Despertar de los Sentidos

Audio correspondiente a la 1ª Etapa del Camino del Ego al Logos - Un Viaje sin Retorno


Los sentidos son nuestra herramienta más sublime, para poder percibir el entorno, sentir y sentirnos comunicados con todo lo que nos rodea. Esta comunicación es vital para nuestro desarrollo y avance como individuos, y para el avance también de todo aquello que somos capaces de percibir. Sólo cuando algo es detectado por otro, existe. Así que para existir, alguien nos tiene que conocer, ya sea porque nos vea, o porque nos oiga, nos huela, o porque nos toque, hasta que esto no sucede, podemos afirmar que no existimos.
El bebé recibe los primeros imputs de lo que será su vida, a través de los sentidos, sobre todo del tacto, con las caricias y los besos, también del oído con esas dulces palabras de amor, que todo el mundo le dice a un bebé cuando lo ve, lo acaricia y lo huele. Lo que hasta ahora desconocíamos es que estos registros son vitales, para el desarrollo de nuestro Cuerpo de Luz, así que contra más estimulemos nuestros sentidos aquí, más rico y completo estará nuestro Ser, en todas las dimensiones que habita. Es como si fuera una parte de nutrientes muy importante en la alimentación del Ser. Nuestra riqueza adquirida en el Cuerpo de Luz, nos dota de cualidad cromática,  así como de fuerza y expansión en la totalidad del Ser. Si ejercitamos nuestra sensitividad de forma consciente y continua, estaremos dándonos un cuidado especial a nuestro Ser, de un valor incalculable. Al prestar atención a nuestros sentidos, lograremos también colocar nuestra consciencia en el presente más absoluto y de esta forma equilibrar pasado y crear futuro, todo ello gracias a la vibración alcanzada desde este punto del espacio-tiempo.
Aquí nos tenemos que olvidar del tiempo y del sistema en el que estamos imbuidos y permitirnos sentir sin límites, sin prisas, sin expectativas, fluyendo y disfrutando lo que la vida nos da. Esta meditación nos va a permitir comunicarnos y enriquecernos de nuestro propio árbol, que de forma simbólica, somos nosotros y la vida en sí misma.

Facilita TEMPLE INANNA
Escuela Cosmosóphica